Menú Cerrar

Una técnica novedosa de colocación del CVC previene su desplazamiento

Un estudio nuevo describe una técnica de colocación del catéter venoso central (CVC) que podría ayudar a evitar que los pacientes confundidos lo extraigan o lo desalojen fácilmente.

Los investigadores del Centro Médico Beth Israel Deaconess (BIDMC; Boston, MA, EUA) y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (BUSM; MA, EUA) publicaron un informe de un caso de un paciente de 77 años con un estado mental en aumento y menguante que requirió diálisis por insuficiencia renal crónica. El paciente estaba confundido y sacó repetidamente sus catéteres de hemodiálisis. Como no era adecuado para el acceso a través de una fístula arteriovenosa (FAV) y la literatura médica no ofrecía una solución, los médicos desarrollaron una técnica novedosa .

Colocaron un CVC en la vena yugular externa derecha, haciendo un túnel subcutáneo que salía de la parte superior de la espalda del paciente, cerca de la línea media, justo debajo del cuello. Estaba fuera del alcance del paciente, pero no en un área donde pudiera causar presión sobre la piel cuando se recostaba sobre su espalda. Como resultado de la colocación exitosa, los investigadores sugieren que los médicos deberían considerar la nueva técnica cuando los pacientes, y en particular los pacientes confundidos, están en riesgo de desplazamiento de la línea central. El estudio fue publicado el 25 de diciembre de 2018 en la revista Annals of Internal Medicine.

“A veces, los pacientes desalojan o extraen inadvertidamente los catéteres venosos centrales; en otros casos, son removidos intencionalmente por pacientes que están confundidos. Aunque este hecho es poco común, no es raro y puede tener consecuencias negativas”, concluyeron los autores del estudio, Robert Brown, MD, del BIDMC, y Ducksoo Kim, MD, del BUSM. “Por ejemplo, la eliminación de un catéter de esta manera conlleva el riesgo de hemorragia grave y embolia aérea, y puede interferir con la hemodiálisis, la administración de calorías de líquidos y otros tratamientos de cuidados críticos”.

Los CVC se pueden colocar en las venas en el cuello (vena yugular interna), el tórax (vena subclavia o axilar), la ingle (vena femoral) o a través de las venas en el brazo, cuando se las conoce como catéter central de inserción periférica (PICC). Se pueden usar para administrar medicamentos o líquidos que no se pueden ingerir por vía oral o que podrían dañar una vena periférica más pequeña, obtener mediciones de sangre, como la saturación del oxígeno venoso central, medir la presión venosa central (CVP) o para diálisis.

Fuente HospiMedica

Artículos relacionados