Menú Cerrar

La ropa quirúrgica antimicrobiana no es eficaz para prevenir la contaminación

Un nuevo estudio concluye que incluso los vestidos hospitalarios para los proveedores de atención médica (HCP), con propiedades antimicrobianas, no son eficaces para reducir la contaminación bacteriana.
Los investigadores de la Universidad de Duke (Durham, Carolina del Norte, u), la Universidad de Carolina del Norte (UNC, Chapel Hill, EUA) y otras instituciones, inscribieron a 40 enfermeras de las unidades médicas y quirúrgicas de cuidados intensivos (UCI ), en un ensayo de tres brazos para probar la eficacia de la ropa impregnada con agentes antimicrobianos. Las enfermeras fueron asignadas al azar a ropa quirúrgica estándar de algodón-poliéster, que contenía un compuesto complejo con aleación de plata incrustada en sus fibras o vestidos quirúrgicos impregnados con una emulsión de amonio cuaternario a base de organosilano y una emulsión de copolímero de fluoroacrilato hidrófobo.
Las enfermeras participantes no sabían el tipo de vestidos quirúrgico y participaron aleatoriamente en los tres brazos durante tres turnos consecutivos de 12 horas en la UCI. Se obtuvieron cultivos de cada participante, del ambiente sanitario y de los pacientes durante cada turno. El resultado primario fue el cambio en la contaminación total en los vestidos quirúrgicos de enfermería, medido por la suma de unidades formadoras de colonias bacterianas (UFC). En total, los investigadores analizaron 2.919 cultivos de las barandas de las camas, de las camas y de los cargos de suministro en cada habitación, y 2.185 cultivos de las mangas, el abdomen y los bolsillos de la ropa hospitalaria de las enfermeras.
Los resultados mostraron que la ropa quirúrgica se contaminó nuevamente con bacterias durante el 16% de los turnos de la UCI estudiados, incluyendo tres casos de contaminación de la ropa de las enfermeras mientras atendían pacientes con precauciones de contacto, donde se sabía que los pacientes estaban infectados con bacterias resistentes a los medicamentos y el personal que entraba en la habitación tenía que ponerse guantes y batas. No hubo diferencias entre el tipo de ropa quirúrgica usada. El patógeno más comúnmente transmitido fue Staphylococcus aureus. El estudio se publicó el 29 de agosto de 2017, en la revista Infection Control & Hospital Epidemiology.
“No hay tal cosa como un ambiente estéril. Los proveedores de atención médica deben entender que pueden contaminarse por sus pacientes y el ambiente cerca de los pacientes”, dijo el autor principal, Deverick Anderson, MD, MPH, del Centro Médico de la Universidad de Duke. “Las bacterias y los patógenos siempre estarán en el medio ambiente. Aunque no era efectivo, queríamos eliminar este riesgo de contaminación con el cambio del material de la ropa de las enfermeras”.
“La ropa hospitalaria era probablemente ineficaz para reducir los patógenos debido a las capacidades de desinfección de bajo nivel de los textiles, junto con la exposición repetida en un corto período de tiempo”, concluyó el Dr. Anderson. “Los hospitales necesitan crear y utilizar protocolos para mejorar la limpieza del entorno sanitario, y los pacientes y miembros de la familia deben poder preguntar a los proveedores de salud si hacen todo lo posible con el fin de evitar que su ser querido se exponga a bacterias del medio ambiente”.
Los investigadores sugieren que los textiles impregnados con antimicrobianos podrían ser eficaces si se usan en la ropa de cama y en las batas para pacientes, dada su exposición prolongada a los pacientes. También recomiendan una higiene diligente de las manos después de todas las entradas y salidas de las habitaciones de los pacientes y, cuando sea apropiado, el uso de batas y guantes, incluso si no se realiza atención directa al paciente para reducir el riesgo de la contaminación de la ropa del personal de los HCP.
Fuente: Hospimedica

Artículos relacionados