Menú Cerrar

Los secretos innovadores de la hidroponia: la técnica para lograr hortalizas en climas hostiles

En la Patagonia argentina, el cultivo de plantas sin uso del suelo se realiza en invernaderos y permite asegurar el consumo de verduras de hoja de calidad premium durante todo el año

Fuente: infobae

La Patagonia argentina se caracteriza por ser un territorio amplio y desértico, donde crecen arbustos de baja altura y las inclemencias del clima, ventoso y frío no hace prosperable, entre otras cosas, el cultivo de abundantes hortalizas y frutas.

Pero en los últimos años, una innovadora técnica agrícola se desarrolla en invernaderos acondicionados. Se llama Hidroponia, y es una tecnología que permite el cultivo de plantas sin el uso del suelo asegura una alta producción por metro cuadrado, con gran eficiencia en el uso de los recursos, en especial del agua.

Hidroponia proviene del Griego Hydro (agua) y Ponos (labor o trabajo) lo que significa “trabajo en agua”.

Esto es debido a que la novedosa técnica que permite cultivar plantas utilizando agua y soluciones minerales en lugar de suelo.

Estas características la posicionan como una buena oportunidad para el desarrollo de huertas urbanas y periurbanas, sobre todo en regiones áridas o semiáridas. Por esto, técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) evalúan su adopción en la Patagonia argentina para garantizar la producción de hortalizas frescas durante todo el año.

“Por las características de nuestro clima –bajas temperaturas y vientos intensos–, la producción de verduras frescas al aire libre se ve limitada a los meses más templados –de septiembre a marzo–, por lo que no podemos acceder a verduras frescas durante una parte importante del año”

Jorge Birgi, especialista en producción hidropónica del INTA Santa Cruz.

Y agregó: “La huerta hidropónica en invernadero representa una muy buena alternativa de producción para los agricultores familiares de la región, ya que no sólo atenúa los efectos del clima, sino que minimiza factores de riesgo y facilita las labores necesarias para producir”.

Según precisó Birgi, las particularidades de los agricultores de la zona los impulsaron a evaluar distintas especies hortícolas con técnicas hidropónicas en NFT (Nutrient Film Technique) bajo cubierta para desarrollar un paquete tecnológico adaptado a las necesidades locales.
Aunque hay que realizar una inversión inicial, “el costo operativo es bajo”.

En este sentido, economistas de la Estación Experimental Agropecuaria Santa Cruz del INTA analizaron el ciclo productivo de acelga, albahaca y dos variedades de lechuga, y evaluaron la infraestructura, los equipos, la puesta en marcha y el acondicionamiento del sistema. “Con un buen manejo, el resultado operativo de la actividad se mantiene siempre positivo”, destacó el técnico.

“Una de las principales ventajas de las producciones hidropónicas periurbanas es que se hacen muy cerca de donde se consume el producto final”, indicó Birgi y destacó: “Esto no sólo reduce las distancias del transporte y los costos, sino que, además, permite sostener la producción de verduras frescas durante todo el año aún bajo condiciones climáticas adversas”.

Artículos relacionados