Menú Cerrar

Calidad del aire interior en hospitales y bioseguridad hospitalaria

Cuando se hace referencia a la calidad del aire interior en los centros sanitarios es importante destacar que este tipo de edificio presenta un factor diferenciador respecto a edificios de otros usos. En un hospital, por ejemplo, intervienen múltiples factores que hay que tener en cuenta tanto en su diseño, como en su construcción y su mantenimiento: la ubicación del edificio, el diseño y el dimensionamiento de los espacios, la interrelación entre cada uno de ellos, el diseño y dimensionamiento de todas las instalaciones, incluidas las de aportación y tratamiento del aire, la elección de los materiales de revestimiento, etc. Y todos estos requisitos y exigencias tienen un denominador común: la bioseguridad de los pacientes y del personal sanitario, administrativo y de mantenimiento que trabajan en ellos.

Porque la realidad es que las personas que ingresan en un centro sanitario lo hacen con unas condiciones físicas diferentes en comparación a los usuarios de otros edificios. Es decir, se encuentran en una situación de inmunosupresión, que puede verse afectada en su evolución, por el nivel de calidad del aire interior en los centros sanitarios. Desde empeorar, hasta contraer otras patologías diferentes e incluso morir.

Aplicación de luz ultravioleta sobre los filtros que forman parte del sistema de ventilación mecánica

La luz ultravioleta es una tecnología que se ha utilizado sobre los filtros y las baterías de los equipos de ventilación. Se ha utilizado para eliminar microorganismos evitando la formación de colonias y, además, aporta seguridad a la hora de realizar los mantenimientos de las instalaciones.

Por otro lado, también hay que recordar dos aspectos importantes. El primero es que el riesgo está ya dentro con los pacientes contagiados. Tratar el aire exterior con estos tratamientos no elimina el riesgo de contagio, puesto que el riesgo está ya dentro. Por otro, también hay que tener en cuenta que en un equipo de ventilación forzada los tiempos de exposición y las velocidades del aire no son lo más adecuados para este tipo de tratamiento.

Por lo tanto, debemos de entender esta tecnología como un adicional o complementario y no como un elemento básico.  Los elementos de filtración son suficientes por sí mismos.


Artículos relacionados

× ¿Podemos ayudarte?