Menú Cerrar

Tratamiento inhalable basado en nanocuerpos para prevenir y tratar las infecciones por el SARS-CoV-2

Un estudio nuevo ha descubierto que los nanocuerpos inhalables dirigidos contra la proteína Spike del coronavirus SARS-CoV-2 pueden prevenir y tratar la COVID-19 severa en hámsteres.

Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh (Pittsburgh, PA, EUA) demostraron que los nanocuerpos inhalables, dirigidos contra la proteína Spike del coronavirus SARS-CoV-2, pueden prevenir y tratar la COVID-19 severa en hámsteres. Esta es la primera vez que los nanocuerpos, que son similares a los anticuerpos monoclonales, pero de menor tamaño, más estables y baratos de producir, se probaron para el tratamiento por inhalación contra infecciones por coronavirus en un modelo preclínico. Los científicos demostraron que dosis bajas de un nanocuerpo en aerosol llamado Nanobody-21 inhalable de Pittsburgh (PiN-21) protegieron a los hámsteres de la dramática pérdida de peso típicamente asociada con la infección severa por SARS-CoV-2 y redujeron el número de partículas de virus infecciosos en las cavidades nasales, garganta y pulmones de los animales en un millón de veces, en comparación con el tratamiento con placebo con un nanocuerpo que no neutraliza el virus.

Para administrar la terapéutica a través de la aerosolización, los científicos tuvieron que superar varios desafíos técnicos (los aerosoles de partículas pequeñas deben penetrar profundamente en el pulmón) y las partículas de tratamiento deben ser lo suficientemente pequeñas como para que no se agrupen, pero también lo suficientemente fuertes como para resistir presión extrema necesaria para suspenderlos en el aire. Los nanocuerpos PiN-21, que son aproximadamente cuatro veces más pequeños que los anticuerpos monoclonales típicos con una estabilidad excepcionalmente alta son perfectamente adecuados para la tarea. También son mucho más baratos de producir y se pueden generar rápidamente para que se puedan adaptar rápidamente al virus que cambia de forma. Los investigadores señalan que los nanocuerpos y las vacunas son complementarios y no compiten entre sí. Las vacunas se mantienen como la mejor herramienta para evitar que el virus se propague de persona a persona, pero los nanocuerpos serán útiles para tratar a las personas que ya están enfermas y a las que no pueden vacunarse por otras razones médicas. Los prometedores datos preclínicos iniciales, combinados con el amplio conocimiento de los investigadores sobre la identificación rápida de nanocuerpos con calidad de fármaco, sugieren que este enfoque puede proporcionar una opción terapéutica conveniente y rentable para controlar la pandemia de coronavirus.

“Mediante el uso de una terapia de inhalación que se puede administrar directamente en el sitio de la infección, el tracto respiratorio y los pulmones, podemos hacer que los tratamientos sean más eficientes”, dijo el coautor principal, Yi Shi, profesor asistente de biología celular en Pitt. “Estamos muy emocionados y alentados por nuestros datos que sugieren que PiN-21 puede ser altamente protector contra enfermedades graves y puede prevenir potencialmente la transmisión viral de persona a persona”.

Fuente: https://www.hospimedica.es

 

Artículos relacionados

× ¿Podemos ayudarte?